En Florida, durante una conferencia sobre tráfico humano, Bush dijo que su administración ha aprobado varias leyes destinadas a castigar tanto a los traficantes como a sus clientes.

El Presidente también anunció una nueva inversión de 14 millones de dólares para las agencias policiales locales a fin de combatir el tráfico de seres humanos.

De acuerdo a una nueva ley de protección a las víctimas, Bush dijo que Estados Unidos concede visas especiales que les da a las casi 20 mil víctimas del tráfico que cruzan las fronteras de Estados Unidos cada año, la misma situación legal que los refugiados.

Desde 2001, la administración Bush ha destinado más de 295 millones de dólares para combatir el tráfico en más de 120 países.