Una empresa transportista saudita informó que puso fin a todas sus operaciones en Irak en cumplimiento de las exigencias de militantes que mantienen rehén a uno de sus conductores de camiones.

En una declaración transmitida este jueves por la cadena de televisión árabe Al-Jazeera la empresa señaló que todos sus vehículos fueron retirados de Irak la tarde del miércoles y que adoptó la medida de salvar la vida del conductor secuestrado, proveniente de Egipto.

La ministra de relaciones exteriores de Filipinas, Delia Albert, afirmó que el jefe del contingente militar de su país y otros 10 soldados abandonarán Irak hoy, mientras los otros miembros del grupo, es decir, unas 40 personas, “pronto dejarán Irak”.

Isurgentes que mantienen rehén a un ciudadano filipino afirmaron que será liberado cuando todas las tropas de Manila abandonen Irak.