El gobierno estadounidense abandonará un plan de recopilación de datos personales de viajeros aéreos, destinado a evaluar los riesgos de seguridad, debido a las preocupaciones por la privacidad, informó este jueves el diario USA Today.

El periódico citó al secretario del Departamento de Seguridad del territorio Nacional, Tom Ridge, quien dijo que los funcionarios ya casi descartaron totalmente los planes del polémico Sistema Asistido por Computadora de Evaluación Previa de Pasajeros (CAPPS II por sus siglas en inglés), según informa la agencia de noticias Reuters.

Este programa ha sido criticado por los defensores de la privacidad y por algunos miembros del Congreso estadounidense.

La iniciativa, que nunca se ha puesto a prueba completamente, fue lanzada después de los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos, para mejorar las técnicas electrónicas de utilización de la información personal para identificar y calificar posibles amenazas.

Cuando le preguntaron si se podría considerar acabado al programa, Ridge hizo en broma un gesto como si se estuviera clavando una estaca en la cabeza, y dijo: "Sí," reportó el USA Today.