La Organización de las Naciones Unidas retiró su personal de la provincia central afgana de Ghor, después que una muchedumbre saqueara a un funcionario electoral.

Helicópteros evacuaron a 10 extranjeros y siete socorristas afganos de la ONU. La turba protestaba por problemas generados en puestos de control en la capital provincial de Chaghcharan, en los que soldados gubernamentales mataron a dos extremistas locales.

El mes pasado, el presidente afgano Hamid Karzai envío más de 200 soldados del ejercito nacional a la provincia para restaurar el orden después que caudillos locales tomaran Cahghcharan.

El decreto emitido por Karzai autoriza penas más duras para los extremistas que continúen resistiendo a la ONU y se enfrenten a los programas de desarme y desmovilización. Unos 10 mil ex militantes afganos se han desarmado desde que se inició el programa, el año pasado.