Autoridades de Estados Unidos dijeron en Arabia Saudita que pusieron fin a la búsqueda del cadáver de Paul Johnson, ciudadano estadounidense secuestrado y decapitado, cuyos restos mortales aun no fueron encontrados.

La embajada de Estados Unidos en Riyadh dio a conocer que el embajador James Oberwetter habló con la familia de Johnson y les dijo que las autoridades estadounidenses han hecho todo lo posible por encontrar los restos de Johnson para ser retornalos al país.

Una célula terrorista de al-Qaida en Arabia Saudita decapitó a Johnson el mes pasado.

Horas después de que la muerte fuera reportada, las autoridades sauditas dijeron que habían matado al lider del grupo que reclamó la autoría de la ejecución.

Mientras tanto, este jueves, el gobierno británico bajó el grado de alerta a quienes deben viajar a Arabia Saudita, pero señaló que todavía cree que los terroristas pueden planear ataques contra occidentales que están en ese país.