El reformista pro-occidental Boris Tadic salió victorioso en las elecciones presidenciales de Serbia.

Observadores electorales independientes en el país balcánico dijeron que Tadic obtuvo el 54 por ciento de los votos en el desempate de ayer domingo. El candidato nacionalista Tomislav Nikolic obtuvo el 45 por ciento.

Ninguno de los dos candidatos obtuvo una mayoría de los votos en la primera ronda hace dos semanas, lo cual obligó ir a la segunda ronda de los comicios.

Poco después de que su contrincante admitió la derrota, Tadic se comprometió a encaminar a Serbia hacia la Unión Europea y la alianza de la OTAN. Igualmente, juró atacar el crimen organizado y la corrupción.

Tadic declaró a la Voz de América que abriría una nueva ronda de conversaciones acerca del futuro de Kósovo, el cual ha estado bajo la administración de la ONU desde 1999, tras los ataques aéreos de la OTAN que obligaron la salida de las fuerzas militares serbias de esa provincia.