Un nuevo estudio indica que las enfermedades mentales son comunes en todo el mundo y con frecuencia no son tratadas.

El estudio, respaldado por el Consorcio de Salud Médica de la Organización Mundial de la Salud, muestra distintos índices de desórdenes mentales en catorce países.

Dichos índices de personas mentalmente enfermas varían de 4,3 por ciento en Shanghai, China, a 26,4 por ciento en Estados Unidos.

El estudio determinó que entre 35 y 50 por ciento personas de personas que sufren casos severos de desórdenes mentales no han sido tratadas, en tanto que en países menos desarrollados entre 76 y 85 por ciento no reciben tratamiento.

Los desórdenes considerados en el estudio incluyen ansiedad, cambios de estado de ánimo, y desórdenes de abuso de sustancias.