La policía de Londres está investigando un incendio en un almacén que podría haber destruido una gran parte de la historia del arte británico moderno, según informó un portavoz hoy.

Más de cien obras de los principales artistas contemporáneos de Gran Bretaña podrían haberse perdido en el incendio, muchas de ellas pertenecientes al millonario coleccionista de arte Charles Saatchi.

Entre las obras de arte que podrían haberse perdido hay muchas piezas del género BritArt, entre ellas de piezas de los hermanos Chapman y de Tracey Emin.

El fuego comenzó en las primeras horas del lunes en edificio de almacenaje y transporte de arte propiedad de la empresa Momart, en el este de Londres.