En Pakistán, un policía murió y otras 25 personas resultaron heridas por dos coches bomba que explotaron cerca del Centro Cultural de Estados Unidos, en la sureña ciudad portuaria de Karachi.

La policía dijo que la primera bomba estaba dentro de un coche cerca del centro cultural, y atrajo a la policía al lugar.

Minutos después, explotó otra de mayor potencia cuando la policía y agentes de seguridad estaban tratando de evacuar el área. Nadie se responsabilizó inmediatamente por el atentado.

Sin embrago, el ataque ocurrió dos días después de que la policía en Karachi arrestó a seis miembros de un proscrito grupo acusado de estar involucrado en el intento de asesinato del presidente Pérvez Mushárraf, hace dos años.