El presidente ruso Vladimir Putin prometió defender la democracia y mejorar las vidas de millones de rusos. En su discurso sobre el estado de la nación, Putin dijo hoy miércoles que su meta principal durante este periodo será construir una sociedad abierta de gente libre. El mandatario ruso señaló que Rusia está comprometida con la democracia y exhortó al gobierno a hacer más para reducir la pobreza.

Putin también acusó a organizaciones no-gubernamentales de estra mas interesadas en obtener fondos que en proteger los verdaderos intereses del pueblo.

Durante su discurso, Putin rechazó las críticas de gobiernos extranjeros, a los cuales no mencionó por su nombre, respecto a que su liderazgo es autoritario y prometió que continuará los esfuerzos contra la violencia separatista en la república de Chechenia, asolada por la guerra.