El impopular presidente peruano, Alejandro Toledo, dijo que no permitirá el desorden en el país, sacudido por protestas casi a diario por demandas de mejoras sociales y el rechazo a algunas autoridades locales.

Las protestas han empujado al gobierno a evaluar decretar zonas de emergencia y darle poder a los militares para resguardar el orden en las calles.

"Van a tener noticias del presidente pronto. pero lo que les puedo decir es que orden y disciplina son elementos claves de una democracia," dijo Toledo a los periodistas.