Amnistía Internacional pidió una investigación pública e independiente a las acusaciones de tortura de prisioneros iraquíes por parte de fuerzas estadounidenses y de la coalición.

La organización con sede en Londres afirma que una investigación exhaustiva muestra que el abuso a los reclusos iraquíes en la prisión de Abu Ghraib no es un incidente aislado, y agrega que ha recibido decenas de informes sobre maltrato a detenidos.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas estadounidenses, general Richard Myers dijo ayer que el abuso a los prisioneros en Irak no es sistemático, sino que se limita a unos pocos soldados y unos 20 prisioneros iraquíes.

El ejército estadounidense ha iniciado acción legal contra los soldados implicados.