Médicos del hospital de Buenos Aires donde estuvo internado por los últimos 12 días a causa de serias complicaciones cardíacas y pulmonares, dijeron ayer que Diego Armando Maradona, el legendario ex jugador de fútbol de la selección argentina, abandonó el hospital donde estaba recibiendo tratamiento.

Los doctores dijeron que Maradona, de 43 años de edad, dejó el hospital ayer y continuará recibiendo cuidados médicos de su doctor personal, en la casa de campo donde está alojado, en las cercanías de la capital argentina.

Los médicos también dijeron que Maradona había evidenciado una gran mejoría en los últimos días, después de haber estado en terapia intensiva a raíz de que su condición era considerada crítica.

Maradona, uno de los más grandes jugadores de fútbol de todos los tiempos, es adorado por los hinchas argentinos. El ex jugador condujo a Argentina a ganar la Copa del Mundo disputada en México en 1986. Como futbolista disputó cuatro Campeonatos del Mundo y en 1994 en los Estados Unidos fue obligado a abandonar el torneo y el país, después de haber dado positivo a una prueba antinarcóticos de laboratorio.

Maradona vive desde hace cuatro años en Cuba, donde recibe tratamiento de rehabilitación por su adicción a la cocaína.