Un funcionario militar estadounidense dijo que infantes de Marina están comprometidos con un frágil cese el fuego en la ciudad iraquí de Faluya, a pesar de nuevos combates entre insurgentes y soldados de la coalición.

El general Mark Kimmit declaró hoy a los periodistas en Bagdad que los comandantes de los infantes de Marina aun creen aun que es posible una solución política a la crisis, y que responden solo cuando son atacados.

El militar dijo que los infantes de Marina continúan batallando células aisladas de insurgentes en partes de la ciudad controlada por los sunitas.

Imágenes de video de Faluya muestran columnas de humo negro sobre algunos sectores del poblado, como así también tanques estadounidenses, helicópteros artillados y aviones de guerra atacando objetivos en la ciudad e intercambiando fuego con insurgentes.