El embajador saudita en Estados Unidos dijo que su país no permitirá una escasez de petróleo en el mercado mundial.

El príncipe Bandar bin Sultan, cuyo país es uno de los principales exportadores de petróleo, habló el jueves tras una visita a la Casa Blanca, donde se reunió con la asesora de Seguridad Nacional, Condoleezza Rice.

El príncipe Bandar dijo que también habló con el presidente Bush, quien llegó a la reunión que estaba llevandose a cabo.

Los comentarios del embajador saudita tuvieron lugar un día después que la OPEP anunció que reducirá su producción petrolera en un 4 por ciento para impedir la caída de precios.

A primera hora del jueves, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, John Snow, exhortó a la OPEP a reconsiderar su decisión, indicando que los altos precios del petróleo hacen que disminuya el ritmo de crecimiento de la economía de Estados Unidos.