El secretario de Estado de Estados Unidos, Colin Powell, dijo que confía en que las relaciones entre su país y Libia se restauren rápidamente, cuando Trípoli vuelva a aceptar su responsabilidad por la explosión en 1988 en un avión de Pan Am sobre Escocia.

Powell cree que la controversia de esta semana, en la cual el primer ministro libio puso en duda la culpabilidad de Trípoli en la explosión, “sera un pequeño asunto que se superará”.

El miércoles, la agencia oficial de noticias de Libia dijo en un comunicado que el gobierno de Trípoli envió una carta a las Naciones Unidas en agosto de 2003 en la que acepta la responsabilidad por la explosión del vuelo 103 de Pan Am, en el que murieron 270 personas.

La administración Bush indicó que está examinando el comunicado.