El secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, dijo ante el Foro Económico Mundial en Davos que los líderes mundiales deberían volver a centrar la agenda internacional en asuntos económicos urgentes, que en su opinión se han visto marginados por el conflicto en Iraq y la guerra mundial contra el terrorismo.

Sus comentarios tuvieron lugar previo a que el secretario de Justicia de Estados Unidos, John Ashcroft, solicitara ante la comunidad internacional ayuda para eliminar el terrorismo y para instaurar la libertad en Iraq.

Previamente, Annan había destacado que preocupaciones de seguridad han desviado la atención de otros asuntos críticos como la pobreza, la salud y la educación.