Celebraciones en toda China dieron la bienvenida hoy al nuevo año con la promesa de que el año del Mono, de acuerdo con su calendario, llevará prosperidad a esa nación.

Miles de personas abandonaron la capital, la cual quedó desierta y plagada de restos de fuegos artificiales los cuales formaron parte de las celebraciones ya que en China son considerados como disuasivos de los espíritus malignos, y una forma ruidosa de celebrar en esa nación durante siglos.

Igualmente, estaciones de televisión y periódicos publicaron imágenes del mono, desde el mítico “Rey Mono “ chino hasta el tradicional simio de los juegos de video. Desde Beijing hasta Singapur empresas y oficinas del gobierno fueron cerradas por el llamado Festival de Primavera.

Indonesia celebró el nuevo año chino como día feriado. Singapur permitió fuegos artificiales en las calles por primera vez en más de treinta años.

En Tailandia, integrantes de la populosa comunidad china hicieron ofrendas de alimentos en los templos de los altares, sustituyendo el usual pollo de la ocasión ocasiones por frente a temores del virus avícola.

Sin embargo, las autoridades chinas están en alerta y anunciaron nuevas medidas contra el síndrome respiratorio agudo severo y el virus aviario, por lo que impusieron chequeos más estrictos para los viajes aéreos y terrestres especiamente en puntos fronterizos con Vietnam.