Una corte indonesia sentenció a cadena perpetua a un extremista entrenado en Afganistán por su papel en el mortal ataque dinamitero del año pasado en la isla turística de Bali.

Mubarok, cuyo nombre real es Hutomo Pamungkas, fue declarado culpable este jueves de ayudar a planear y financiar el ataque del 12 de octubre de 2002.

El gobierno pidió cárcel de por vida en lugar de la pena de muerte para el indonesio de 34 años, diciendo que él había demostrado remordimiento por el ataque.

Hasta ahora las cortes indonesias han otorgado fallos de tres penas de muerte y dos cadenas perpetuas por el ataque de Bali.