La medallista olímpica colombiana y ahora congresista, María Isabel Urrutia, denunció el miércoles que su casa en Cali fue allanada por agentes secretos sin una orden judicial.

Urrutia, una pesista que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, dijo a reporteros que se sentía preocupada por el allanamiento a su residencia en Cali, ciudad a 300 kilómetros al suroeste de Bogotá, sin una orden judicial.

La declaración de la ex pesista colombiana provocó la reacción de los parlamentarios, quienes en un debate promovieron la citación al Congreso del Fiscal General, Camilo Osorio y el Directo del DAS, Jorge Noguera, para que expliquen los motivos de la acción judicial.