Decenas de miles de católicos están este jueves en Roma para celebrar el vigésimo quinto aniversario de papado de Juan Pablo II.

Todo el día habrán festejos en la Plaza de San Pedro, en toda Italia, y en la nativa Polonia del sumo pontífice.

El Santo Padre agradeció el miércoles a los feligreses en su audiencia general se la semana y los invitó a que asistan a su misa especial de boda de plata.

El antes desconocido arzobispo de Cracovia, Karol Wojtyla, fue electo vicario de la Iglesia Católica por el Colegio Cardenalicio el 16 de octubre de 1978, convirtiéndose en el primer papa que no es de origen italiano en más de 450 años.

Desde entonces, Juan Pablo II se transformó en el líder religioso de mayor influencia en la historia moderna.