Estados Unidos presentó un borrador revisado de resolución sobre Iraq al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, con el fin de obtener más apoyo internacional para los costos del esfuerzo de reconstrucción.

El embajador estadounidense, John Negroponte, dijo que quiere que los miembros del Consejo actúen rapidamente en el nuevo proyecto, el cual da al Consejo Gobernante de Iraq hasta el 15 de diciembre para que desarrolle un cronograma para al realización de elecciones y redactar una nueva carta magna.

Francia, Rusia, China y Alemania han respondido cautelosamente a la mas reciente iniciativa estadounidense, diciendo que puede que no sea suficiente para cumplir con sus demandas de ceder más control sobre el futuro político y económico de Iraq al pueblo iraquí y a la Organización de las Naciones Unidas.