China movilizó sus recursos en anticipación a un nuevo brote de Síndrome Respiratorio Agudo y Severo conocido como SARS, por sus siglas en inglés.

La agencia oficial de noticias Xinjuá citó a un funcionario del Centro Nacional de Control y Prevención de Enfermedades, quien habría dicho que el SARS definitivamente regresará.

El funcionario, Zeng Guang, señaló que la escala de la nueva epidemia dependerá de la eficiencia de las medidas de control del gobierno chino.

Otro experto en salud, Zhong Nanshan, de la Academia China de Ingeniería, dijo que el virus definitivamente retornará en invierno.

El SARS surgió en el sur de China en noviembre pasado, y los viajeros lo expandieron a otras partes de Asia y Canadá.

Más de ocho mil personas fueron infectadas en todo el mundo y más de 770 murieron.