Los nueve principales aspirantes presidenciales del Partido Demócrata se reunieron en la ciudad de Phoenix, Arizona, en el suroeste de Estados Unidos, para su cuarto debate en menos de dos meses.

Varios de los contendientes criticaron al general Wesley Clark, quien ingresó a la competencia hace tres semanas.

Acusaron a Clark de enviar mensajes mixtos sobre si hubiera apoyado una guerra encabezada por Estados Unidos en Iraq, como así también respaldar al presidente George Bush como lo hizo recientemente, hace dos años.

El general Clark quien ha tenido buena aceptación en las encuestas de opinión pública, insistió en que estuvo en contra de la guerra en Iraq desde el comienzo, e indicó que ese conflicto armado fue innecesario, y que nunca lo hubiera apoyado.