El primer ministro de Japón, Junichiro Koizumi, disolvió la cámara baja del Parlamento y convocó a nuevas elecciones.

Koizumi disolvió el Parlamento este viernes después de que el gabinete aprobó la medida.

Poco después, un vocero del gobierno anunció elecciones generales para el 9 de noviembre, unos siete meses antes de lo previsto.

Esta será la primera elección general desde que Koizumi asumió el cargo en abril de 2001.

Los analistas opinan que la elección va dirigida a comprobar el apoyo con que cuenta la agenda reformista de Koizumi.