Nuevos estudios muestran que el uso del supresor de estrógeno llamado Femara puede reducir la recurrencia de cáncer de mama entre mujeres maduras en casi la mitad.

Un grupo de 18 científicos canadienses, estadounidenses y europeos publicaron su hallazgo el jueves en la edición cibernética del Diario de Medicina de Nueva Inglaterra.

Los investigadores estudiaron a 52 mil ex pacientes durante dos años y medio para determinar la eficacia de Femara.

Los científicos dieron a la mitad de las mujeres Femara, droga también conocida como Letrozole, y a la otra mitad le dieron placebos.

Como resultado sólo a 75 mujeres que usaron Femara les recurrió el cáncer, comparadas con 132 que tomaron placebos.

Los investigadores revelaron que originalmente habían planeado invertir mas tiempo estudiando los efectos a largo plazo de la droga, pero los resultados fueron precisos y decidieron interumpir las pruebas con Femara, producido por el gigante farmacéutico suizo, Novartis.