En Bagdad, un general estadounidense afirmó que los hijos de Saddam Hussein, Qusay y Uday, murieron en un combate con soldados norteamericanos, en el norte de Iraq.

El General de División Ricardo Sánchez, comandante de las fuerzas de infantería de la coalición, confirmó las muertes durante una conferencia de prensa ofrecida en Bagdad.

"Cuatro personas resultaron muertas durante la operación y fueron sacadas del edificio y hemos confirmado desde entonces que Uday y Qusay Hussein están entre los muertos", dijo el General Sánchez.

El militar estadounidense informó que la batalla se inició después que este martes soldados norteamericanos rodearon una casa en la ciudad de Mosul. Sánchez detalló que sus hombres ubicaron la casa después que lo que llamó “una fuente de inteligencia" dijo a las autoridades estadounidenses que Qusay y Uday se escondían allí.

El administrador de Estados Unidos en Iraq, Paul Bremer, comentó que las muertes constituyen una buena noticia para el pueblo iraquí y para las fuerzas norteamericanas en Iraq.