El presidente ruso, Vladimir Pútin, quien concluye este viernes su visita a Gran Bretaña, dijo que él y el primer ministro Tony Blair intentarán trabajar en forma más estrecha en el futuro, pese a las divergencias surgidas sobre la guerra en Iraq.

Después que ambos líderes se reunieran el jueves en Londres, Putin dijo que Rusia ayudará en la reconstrucción de Iraq.

Blair por su parte señaló que sus conversaciones también estuvieron enfocadas en temas como el terrorismo internacional, el Medio Oriente, Irán, India, Pakistán y la separatista república rusa de Chechenia.

Putin es el primer líder ruso que realiza una visita de estado a Gran Bretaña en más de un siglo.