Legisladores estadounidenses exhortaron a Arabia Saudita a que deje de financiar a instituciones wahabíes, orientadas a tener vínculos con la secta islámica y el terrorismo.

Los wahabíes son miembros de una secta musulmana fundada por Abdul Wahab en el Siglo XVIII, la cual floreció principalmente en Arabia Saudita y observa estrictamente el Corán.

La apelación fue formulada ayer en la primera de varias audiencias del Senado sobre wahabismo.

El senador Jon Kyl dijo que el dinero saudita provee, según dijo textualmente, "bases de reclutamiento, apoyo de infrestructura y sangre vital a los terroristas internacionales de hoy en dia".

El senador Charles Schumer testificó que los dirigentes de la religión wahabi tienen una nfluencia peligrosa en el sistema penitenciario de Esados Unidos y posiblemente en el ejército norteaericano.

El funcionario dijo que ésta preocupación ha sido presentada directamente al gobierno saudita, y las autordades de ese país han prometido colaborar.