Líderes de la oposición iraquí reunidos en Londres darán a conocer este martes su plan para el futuro de Iraq.

Detalles del plan que se conocieron el lunes indican que un Iraq después de Saddam podría ser una democracia federal, con el islam como religión oficial.

Más de 300 líderes iraquíes de la oposición han estado reunidos desde el viernes para desarrollar un marco de trabajo para un nuevo gobierno iraqií si el presidente Saddam Hussein es derrocado.

Las reuniones, programadas inicialmente para dos días, se extendieron el lunes a una tercera jornada de actividades. Los delegados debatieron la conformación de un comité de coordinación que dirigirá el futuro de Iraq.

La conferencia, respaldada por Estados Unidos, está modelada en las reuniones del año pasado para establecer un gobierno interino en Afganistán.