La corte marcial estadounidense para un soldado estadoundiense acusado de homicidio negligente en la muerte de dos muchachas atropelladas por un vehículo militar inició sus deliberaciones en Corea del Sur.

El sargento Mark Walker era el conductor de un vehículo blindado que atropelló y mató a dos muchachas en Corea del Sur en junio cerca de la frontera con Corea del Norte. Si es declarado culpable, Walker enfrenta hasta seis años en una prisión de Estados Unidos.

El miércoles, un jurado militar estadounidense encontró inocente del mismo cargo a un pasajero en el vehículo, el sargento Fernando Nino.