Las autoridades ecuatorianas dicen que por lo menos seis personas resultaron muertas y más de 200 heridas después que una granada fuera detonada accidentalmente en un depósito de municiones, en una base del ejército.

Un portavoz del ejército dijo que el estallido del miércoles provocó una serie de explosiones en la brigada Galápagos del ejército en la ciudad andina de Riobamba, 170 kilómetros al sur de Quito, la capital. Las explosiones mataron a dos soldados y cuatro civiles.

Centenares de personas huyeron del área alrededor de los cuarteles, en tanto secciones de Riobamba quedaban sin servicio de teléfono y energía eléctrica.

Varias manzanas alrededor de la base quedaron cubiertas con fragmentos de vidrio y metal.