Funcionarios franceses y británicos detuvieron a varios sospechosos de actos terroristas a raíz de nuevas amenazas de AlQaeda.

Un juez británico dictaminó hoy que tres hombres del norte de Africa deben permanecer detenidos por 4 semanas después de haber sido acusados de “posesisión de artículos para la preparación, instigación y comisión de terrorismo”.

Informes de medios de comunicación locales indican que los 3 individuos fueron arrestados bajo sospecha de que estarían planificando un ataque con gas venenoso contra el sistema subterráneo de Londres. Sin embargo, el gobierno británico ha negado dichas versiones.

En Francia fueron detenidas otras tres personas en conexión con el ataque suicida en una sinagoga tunesina en abril, en el que perecieron 19 personas.

Las autoridades establecieron que la red terrorista Al Qaeda tuvo que ver con dicha explosión.