El Departamento de Defensa de Estados Unidos trasladará un comando militar especial al Cuerno de África para perseguir a terroristas que traten de esconderse, entrenarse o agruparse en naciones como Yemen y Somalia.

Desde hace tiempo esos dos países han sido considerados posibles refugios para terroristas. El equipo estadounidense de 400 militares liderado por un general de la Infantería de Marina partirá en breve al Cuerno de África.

Por lo menos dos mil infantes de Marina ya se encuentran a bordo de buques anfibios de asalto en la región, y unos 800 soldados estadounidenses están estacionados en Djibouti.

El nuevo comando se trasladaría de un buque de la Armada en el Mar Rojo a su nuevo cuartel en Djibouti en los próximos tres meses.