Doce países africanos acordaron vigilarse mutuamente para asegurar la democracia, el imperio de la ley y los derechos humanos, a cambio de ayuda financiera.

Los líderes africanos firmaron el plan el domingo en Abuja, la capital de Nigeria, donde represenantes de 17 naciones africanas se reunieron para analizar la inminente Sociedad para el Desarrollo de África.

El plan conocido como NEPAD, está destinado a obtener inversiones extranjeras y ayuda para la deuda de los países ricos, a cambio de garantías de buen gobierno.

Los países que según se informó acordaron vigilarse mutuamente son: Argelia, Angola, Congo, Egipto, Etiopía, Ghana, Mali, Mauritania, Mozambique, Nigeria, Rwanda y Sudáfrica.