Autoridades de Estados Unidos y Kuwait investigan el ataque a tiros contra soldados estadounidenses ocurrido este lunes desde dos vehículos no identificados, en el norte de Kuwait.

Funcionarios de la embajada estadounidense dijeron que nadie resultó herido en el incidente. Las fuerzas estadounidenses no respondieron al ataque.

El tiroteo tuvo lugar cerca de un área de entrenamiento militar, y ocurrió seis días después que un infante de Marina estadounidense pereció y otro resultó herido en un ataque por parte de dos kuwaitíes, quienes murieron a manos de infantes de Marina.