Funcionarios de la administración Bush informaron que la Casa Blanca trabaja en un plan para poner en marcha un gobierno militar temporal liderado por Estados Unidos en Iraq si Saddam Hussein es derrocado.

Según las fuentes el gobierno sería transitorio, manteniendo la estabilidad en Iraq mientras se realizan gestiones para que el país elija un gobierno civil. El plan aún no ha sido aprobado.

El diario The New York Times, que fue el primero en informar la noticia hoy, indica que la estrategia también prevé la realización de juicios por crímenes de guerra contra los líderes iraquíes.

Según el diario, la administración Bush no cree que las fuerzas de oposición iraquíes asumirán el poder si Saddam es derrocado. El New York Times cita a asesores del presidente Bush según los cuales Estados Unidos quiere tener control absoluto sobre Irak mientras las fuerzas estadounidenses buscan y destruyen las armas de destrucción masiva de Iraq.

El rotativo añade que la administración quiere evitar el caos que ha plagado a Afganistán desde la caída de los talibanes el año pasado. También se indica que la propuesta administración temporaria de Iraq estaría modelada en la fuerza de ocupación que gobernó Japón después de la Segunda Guerra Mundial.