Cinco argelinos sospechosos de tener vínculos con la red terrorista al-Qaida van a juicio hoy en Frankfurt, Alemania, en medio de estrictas medidas de seguridad.

Los cinco están acusados de pertenecer a una organización terrorista y posesión de explosivos y armas con intención de matar.

Los fiscales indicaron que cuatro de los acusados planeaban hacer estallar una bomba en un mercado de Navidad en diciembre de 2000 en Estrasburgo, Francia.

Las autoridades alemanas los arrestaron en abril del año pasado tras incursiones en sus apartamentos en Frankfurt donde encontraron gran cantidad de químicos para fabricar explosivos, como así también armas e identificaciones falsas.