Cientos de soldados británicas se unieron a soldados estadounidenses y afganos en una operación a gran escala contra combatientes de al-Qaida y el Talibán que se cree están ocultos en las montañas del este de Afganistán.

La operación, que aparentemente comenzó hace varios días, fue anunciada hoy en la Base Aerea de Bagram, al norte de Kabul. La misión es la primera operación de gran escala para las tropas británicas en Afganistán y la primera vez que los Infantes reales van al combate desde la guerra en las islas Falkland o Malvinas hace 20 años.

Un portavoz británico dijo que los soldados aliados llevarán a cabo operaciones en una región que era conocida como la base de al-Qaida y el Talibán, pero no dio más detalles.