Una aparente ataque suicida con bomba en el centro de Jerusalén dio muerte a varias personas e hirió a muchas más, algunas de gravedad.

Los primeros informes indican una explosión de bomba en o cerca de una parada de autobús en un atestado mercado. Versiones de prensa describen cuerpos desfigurados y ambulancias que corren hacia el lugar para ayudar a los heridos.

La bomba estalló cuando los comercios estaban cerrando en preparación al sabat judío.

Nadie se ha atribuído hasta ahora la responsabilidad por el hecho, pero la policía dijo a los periodistas que cree que el ataque es obra de un terrorista suicida.