El presidente George Bush agradeció nuevamente a la OTAN por su respaldo brindado después de los ataques terrorista del 11 de septiembre, y calificó a la alianza como "un baluarte en la lucha contra el terror."

Bush habló en la Casa Blanca, en donde se reunió con el secretario general de la OTAN, George Robertson, ayer.

Robertson señaló que hace 53 años, en Washington, representantes de 12 naciones enmarcaron los términos de la OTAN, incluyendo el mandato para considerar un ataque contra un miembo un ataque contra todos.

El secretario de la Alianza dijo que los aliados de la OTAN -que ahora suman 19- continuarán trabajando juntos para superar nuevos desafíos y amenazas.