El presidente George Bush dijo que considera una variedad de opciones para aliviar el impacto en la economía de Estados Unidos, si la decisión iraquí de cortar la exportación petrolera durante 30 días causa que los precios del crudo aumenten vertiginosamente.

El diario The Wall Street Journal dice en su edición de hoy que Bush rechazó descartar recurrir a las reservas estratégicas de petróleo o reducir los impuestos a la gasolina si es necesario.

En las transacciones en Londres hoy, el precio del barril de crudo cayó más de dos por ciento, después que haber aumentado cadi un cuatro por ciento el lunes.

Un hecho separado que podría afectar los precios del petróleo mundial es una huelga que se realiza hoy en Venezuela, el cuarto exportador mundial de petróleo.