Nuevos movimientos telúricos secundarios ponen en peligro las gestiones de ayuda internacional en Afganistán, tras el devastador terremoto del lunes.

El líder interino afgano, Hamid Karzai sintió tres temblores de gran magnitud hoy durante su visita a la región. Funcionarios afganos dijeron que el terremoto y la serie de movimientos secundarios han dejado por lo menos dos mil muertos y cuatro mil heridos. El terremoto destruyó unas 10 mil viviendas. Se espera que aumente el número de muertos.

Muchos países, de lugares tan distantes como la República Checa y Japón, han enviado ayuda a la provincia afgana de Baghlan.