Un nuevo estudio sospecha  que agentes neurotóxicos usados en fumigaciones contra el mosquito transmisor del zika y el dengue estaría detrás de los males de salud ocasionados a diplomáticos de EE.UU. y Canadá en Cuba.
Un nuevo estudio sospecha que agentes neurotóxicos usados en fumigaciones contra el mosquito transmisor del zika y el dengue estaría detrás de los males de salud ocasionados a diplomáticos de EE.UU. y Canadá en Cuba.

Un reciente estudio que atribuye los misteriosos síntomas que afectaron a diplomáticos estadounidenses y canadienses en La Habana a agentes neurotóxicos empleados en pesticidas, será presentado el 27 de octubre en un simposio sobre la Ciencia del Cerebro en Nueva York.

La investigación sobre el llamado “Síndrome de La Habana”, fue encabezada por la doctora Alon Friedman de la Universidad Ben Gurión en Israel y un centro de la Universidad de Dalhousie, en Nueva Escocia, Canadá, por encargo del Ministerio de Asuntos Exteriores canadiense.

Los diplomáticos y algunos de sus familiares sufrieron en La Habana males como falta de equilibrio y coordinación, vértigo, migrañas, además de ansiedad, irritabilidad y lo que las víctimas llamaron "niebla cognitiva".

El equipo multidisciplinario de 26 investigadores dirigido por Friedman propuso la hipótesis "de una exposición a bajas dosis de neurotoxinas".

Según el estudio, los exámenes realizados "sugieren fuertemente" una intoxicación por organofosfatos, que se utilizan en los pesticidas para combatir a los mosquitos.

Friedman dijo que existe un "vínculo directo" entre la aparición de los primeros síntomas, entre 2016 y 2017, y una extensiva campaña de fumigación realizada en esos años por el gobierno cubano en toda la isla, y en particular en La Habana, para combatir al mosquito Aedes Aegypti, responsable de la propagación del virus del zika y el dengue.

Las embajadas realizaron además sus propios operativos de fumigación. "Estas dos fuentes combinadas ciertamente expusieron a los diplomáticos de forma excesiva", concluyó Friedman.

Foto de archivo del 14 de agosto del 2015 de la embajada de Estados Unidos en La Habana, Cuba
Reducción de personal por ataques de salud dificulta labor de EE.UU. en Cuba
Reducción de personal por ataques de salud dificulta labor de EE.UU. en Cuba

 

Ni Estados Unidos ni Canadá han dado explicaciones públicas sobre este fenómeno, que se conoce como el "Síndrome de La Habana". Tampoco han confirmado ni desmentido si se debió a un ataque con algún tipo de misteriosa arma acústica, como se ha especulado en los medios de prensa.

Cuba siempre ha negado cualquier responsabilidad en el caso.

Friedman dijo que los investigadores esperan trabajar con científicos cubanos para ver si otros individuos en el área fueron afectados.

“Hay muchas cosas que no sabemos acerca de cuánto podemos exponer a las personas a estos químicos y cuáles son los niveles tóxicos o si el daño en el cerebro es reversible”, dijo Friedman. “Pero no se llama neurotoxina por nada”.

Los funcionarios cubanos hicieron una larga presentación sobre una serie de enfermedades misteriosas sufridas por diplomáticos estadounidenses y canadienses en La Habana, reiterando que no hay evidencia de que acusaciones de que los síntomas se debiero...
Cuba a EE.UU.: hablar de “ataques sónicos" es irresponsable
Cuba a EE.UU.: hablar de “ataques sónicos" es irresponsable