El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, durante una conferencia en Washington D.C.
El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, durante una conferencia en Washington D.C.

WASHINGTON DC - El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, solicitó el miércoles a los miembros del organismo regional acuerden declarar que existe una alteración del orden constitucional en Nicaragua, lo que podría llevar a que se aplique la Carta Demcrática y se suspenda al país del organismo.

“Recomiendo al Consejo Permanente que declare que hay una alteración del orden constitucional que afecta gravemente el orden democrático” , dijo el secretario general.

Almagro detalló que, en su último informe, la Comisión de Alto Nivel de la OEA para Nicaragua, constató que “persisten patrones represivos de ataques a las libertades públicas” en el país, prohibiendo “cualquier forma de disidencia” mediante ataques a la prensa, a defensores de derechos humanos y el despliegue de grupos paramilitares.

“Las condiciones no han mejorado y el país sigue inmerso en la misma problemática política y social”, expuso el secretario general.

En noviembre del año pasado, la comisión había recomendado en un informe que realizó a solicitud de Estados Unidos, Canadá, Argentina, entre otros, que el Consejo Permanente del organismo declarase una alteración del orden constitucional en Nicaragua.

La meta, explicó en ese entonces el representante de EE.UU. ante la OEA, es que se convocaran sesiones extraordinarias para abordar el tema de Nicaragua e invocar el artículo 21 de la Carta Democrática de la OEA, suspendiendo a Nicaragua del organismo.

La petición de Almagro de que se tomen medidas contundentes contra el gobierno de Daniel Ortega viene a cinco meses de que se celebren nuevas elecciones presidenciales en Nicaragua. Según el informe de la comisión, es necesario que se de un proceso de reformas electorales, con un nuevo consejo electoral, para garantizar que las elecciones sean transparentes en el país.  

El representante de EE.UU. ante el organismo, Carlos Trujillo, dijo ante el Consejo Permanente que la OEA  ya ha sido "muy paciente" ante la falta de cooperación del gobierno de Nicaragua con los distintos grupos de trabajo del organismo. 

"Aunque hayamos tenido esperanzas en el diálogo, debemos ser realistas sobre lo que está pasando en Nicaragua", aseguró Trujillo, calificando al gobierno de Ortega de solo estar interesado en permanecer en el poder. 

Por su parte, la representante de México, Luz Elena Baños, hizo énfasis en la necesidad del diálogo hacia Nicaragua, enmarcado en el principio de "autodeterminación del pueblo nicaragüense". 

"El diálogo es la vía para alcanzar soluciones sostenibles", dijo la diplomática. 

Aunque estuvo presente durante la sesión del Consejo Permanente, la delegación de Nicaragua no intervino durante la discusión.