El viernes 21 de septiembre de 2018, la policía federal en Brasil arrestó a Assad Ahmad Barakat, un fugitivo acusado de pertenecer a la milicia de Hezbollah en el Líbano y de ser un financiero clave del terrorismo.
El viernes 21 de septiembre de 2018, la policía federal en Brasil arrestó a Assad Ahmad Barakat, un fugitivo acusado de pertenecer a la milicia de Hezbollah en el Líbano y de ser un financiero clave del terrorismo.

SAO PAULO - La policía brasileña arrestó el viernes al libanés Assad Ahmad Barakat, señalado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos como financista de alto rango de Hezbolá y requerido por su vecino Paraguay por cargos vinculados al robo de identidad.

En 2004, autoridades de Estados Unidos identificaron a Barakat como uno de los "miembros más prominentes e influyentes" de Hezbolá. Afirmaron que se había desempeñado durante mucho tiempo como su tesorero y que era socio del entonces director financiero del grupo insurgente basado en Líbano.

No se conoció de inmediato si Barakat tenía abogado.

La policía federal brasileña dijo el viernes en una declaración que la Corte Suprema del país autorizó su arresto después de que las autoridades paraguayas emitieran una orden a fines de agosto.

Paraguay lo acusa de producir documentos de indentidad falso, luego de comprobar que obtuvo un pasaporte de manera irregular en abril pasado.

La policía también indicó que las autoridades argentinas lo acusaron de lavar 10 millones de dólares a través de un casino en la ciudad fronteriza de Puerto Iguazú.

Barakat ya estuvo encarcelado en Paraguay entre 2002 y 2008 bajo acusación de evasión fiscal.

"Se tenía antecedentes de que había enviado dinero al grupo Hezbolá, pero se pudo corroborar que además de eso había cometido evasión de impuestos y fue condenado por ese cargo", explicó la fiscal paraguaya Irma Llano, quien investiga el caso.

"A raíz de la condena el Ministerio Público pidió la cesación de su carta de naturalización como paraguayo pero aún así él se presentó (recientemente) para obtener la documentación paraguaya. Por eso lo procesamos", agregó.

La policía brasileña afirmó que, tras su liberación en 2008, Barakat vivía en Brasil y llevaba a cabo actividades comerciales en Paraguay, Argentina y Chile.