Remoción de fiscales provocó manifestaciones y el rechazo del presidente del Perú, Martín Vizcarra.
Remoción de fiscales provocó manifestaciones y el rechazo del presidente del Perú, Martín Vizcarra.

El fiscal general de Perú repuso el miércoles en sus cargos a dos investigadores que indagan a la élite política implicada en los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, cuya remoción provocó manifestaciones y el rechazo del presidente Martín Vizcarra, que presentó al Congreso un proyecto de ley para declarar en emergencia al Ministerio Público.

En un documento público el fiscal general Pedro Chávarry resolvió "dejar sin efecto la resolución de la fiscalía de la nación del 31 de diciembre de 2018" por la que se había destituido a los investigadores.

Como en otros países de Latinoamérica, el caso Odebrecht ha provocado una profunda crisis en Perú. La fiscalía investiga a todos los presidentes que han gobernado el país desde 2001 por los presuntos delitos de corrupción y lavado de activos.