El personal antinarcóticos de Panamá se prepara para incinerar 26,2 toneladas de cocaína y marihuana incautadas en la desembocadura del río Bayano, en las afueras de la Ciudad de Panamá, el 20 de septiembre de 2019.
El personal antinarcóticos de Panamá se prepara para incinerar 26,2 toneladas de cocaína y marihuana incautadas en la desembocadura del río Bayano, en las afueras de la Ciudad de Panamá, el 20 de septiembre de 2019.

Las autoridades panameñas incautaron el año pasado 80 toneladas de droga, principalmente cocaína, una de las mayores cantidades decomisadas en la historia del país centroamericano, anunció este jueves el mandatario panameño, Laurentino Cortizo.

“En el tema de la lucha contra el narcotráfico en el 2019 la Fuerza Pública rompió el récord histórico de confiscación de droga con 80 toneladas, 10 toneladas más que en el año 2018”, dijo Cortizo durante su discurso a la nación con motivo de la apertura del período legislativo.

Aunque Cortizo calificó como “récord” las 80 toneladas decomisadas, el gobierno del expresidente Juan Carlos Varela (2014-2019) anunció haber decomisado unas 85 toneladas de droga en 2017.

Cortizo aseguró que en el segundo semestre de 2019 se incautaron 12 toneladas más de droga que en el mismo período de 2018, cuando se interceptaron un total de 75 toneladas en todo el año.

Panamá es un puente de paso de la droga que los narcotraficantes intentan transportar desde América del Sur, principalmente Colombia, a Estados Unidos, el mayor consumidor mundial.