Actualmente existen más de 4 millones 700 mil refugiados y migrantes de Venezuela, en todo el mundo, según ACNUR.
La ONU señaló a los refugiados como uno de los grupos más afectados por la pandemia de coronavirus en América Latina y el Caribe.

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, dijo que América Latina y el Caribe se han convertido en un hervidero de la pandemia del coronavirus, con varios países entre los primeros del mundo en contagios per cápita.

En su reporte del jueves por video, Guterres dijo que el impacto de la COVID-19 en los países de Latinoamérica y el Caribe generará la recesión más profunda que se recuerda.

El secretario sugirió que, en su respuesta a corto plazo, los gobiernos deben considerar proveer a las personas más pobres ingresos básicos de emergencia y subsidios contra el hambre.

Señaló que el nuevo coronavirus está impactando a los grupos más vulnerables de la región, que tienen un acceso limitado a los servicios de atención de la salud y carecen de empleos estables.

Guterres advirtió que los pueblos indígenas de ascendencia africana, los migrantes y los refugiados están también sufriendo desproporcionadamente.

En su reporte, el secretario general dijo que algunos de los países de la región, los cuales no mencionó, no están preparados para abordar las crisis humana y de salud creada por la pandemia.

Finalmente, Guterres añadió que la comunidad internacional tiene que proveer ayuda financiera y alivio de la deuda para América Latina y el Caribe.