El área de búsqueda del avión militar chileno desaparecido se ha ampliado a 450 kilómetros.
El área de búsqueda del avión militar chileno desaparecido se ha ampliado a 450 kilómetros.

Equipos de socorro de varios países seguían buscando este miércoles un avión militar chileno con 38 personas a bordo que desapareció hace dos días en un vuelo hacia la Antártida.

En la operación participan medios marinos, aéreos, submarinos y satelitales de Argentina, Brasil, Estados Unidos y Uruguay, y en los próximos días se sumarán socorristas de otras naciones.

El enorme avión de carga Herculer C130 simplemente desapareció de los radares y de la radio el lunes por la noche cuando cruzaba el peligroso Pasaje de Drake. No hubo señal de emergencia ni rastros para seguir, salvo la última posición reportada por la aeronave a mitad de camino entre el extremo sur de América y el continente blanco.

El Pasaje de Drake, también conocido como Mar de Hoces, es una masa de agua entre el extremo sur de América y el continente antártico. Es un lugar frío donde se encuentran los océanos Pacífico y Atlántico, y duras condiciones meteorológicas y del mar lo hacen uno de los espacios más peligrosos del mundo para la navegación.

Sin embargo, el día del vuelo “las condiciones meteorológicas eran buenas”, dijo Francisco Torres, director de Operaciones de la Fuerza Aérea de Chile.

La búsqueda del avión se ha expandido a un área aproximada de 400 por 450 kilómetros, y las autoridades chilenas advirtieron que la probabilidad de hallar sobrevivientes es muy poca.

Un avión militar chileno C130 como el de esta foto de Reuters fue el desaparecido durante un vuelo a la Antártida.
Chile declara accidentado avión militar desaparecido
Chile declara accidentado avión militar desaparecido

 

Por otra parte, nada se sabe aún sobre las causas de la presunta caída en el mar del avión y algunos expertos conjeturan que pudo tratarse de un desplome total del sistema eléctrico de la nave, lo que habría impedido a la tripulación enviar una señal de emergencia.

La Fuerza Aérea chilena hace viajes regulares a la Antártida e informó que los dos pilotos del Hércules tenían amplia experiencia y recientemente habían sido destacados en Estados Unidos por su destreza. También aseguró que la aeronave estaba en buenas condiciones técnicas.